sábado, 30 de mayo de 2020

Confirman la presencia de una tierra en la estrella más cercana al Sol

Confirman la presencia de una tierra en la estrella más cercana al Sol

El instrumento ESPRESSO ha permitido constatar la existencia de Próxima b y refinar los cálculos sobre su masa. Este exoplaneta es uno de los más prometedores en la búsqueda de mundos habitables


Gonzalo López Sánchez MADRID Actualizado:30/05/2020 10:40h

En 2016 el equipo del español Guillem Anglada-Escudé descubrió que hay un planeta parecido a la Tierra en la estrella más cercana al Sol. Aquel descubrimiento despertó una intrigante pregunta: ¿Podría ser que haya un mundo habitable a la vuelta de la esquina, en términos astronómicos? Los cálculos mostraron que este exoplaneta, de nombre Próxima b, tiene un masa 1,27 veces mayor que la masa de la Tierra. También se averiguó que es un mundo rocoso que gira muy cerca de su estrella, Próxima Centauri, una enana roja muy poco brillante situada a 4,22 años luz de distancia. Los astrónomos, dirigidos por Alejandro Suárez Mascareña, han concluido que Próxima b tiene como mínimo 1,17 masas terrestres. Han confirmado que está dentro de la zona habitable de su estrella, lo que quiere decir que puede tener agua líquida en superficie porque no está ni muy lejos ni muy cerca de ella, en relación con la radiación que emite. En concreto, Próxima b está siete veces más cerca de su estrella que Mercurio del Sol, y apenas tarda 11,2 días en completar una vuelta de la estrellaClic AQUÍ para seguir leyendo, ver las imágenes y el vídeo.

sábado, 23 de mayo de 2020

Los astronautas podrán hacer cemento usando su propia orina

Los astronautas podrán hacer cemento usando su propia orina

Las futuras casas en la Luna podrían fabricarse con una impresora 3D gracias a este particular “cemento lunar”.


Sarah Romero 19/05/2020 

Una mezcla de polvo lunar y orina de astronautas. Así es como podrían construirse edificios los futuros astronautas con el objetivo de establecer fácilmente una colonia en nuestro satélite. Esa es la sugerencia de la química Anna-Lena Kjøniksen y sus colegas, quienes fabricaron un cemento de urea, y cuyo trabajo publican en la revista Journal of Cleaner Production y que ha sido apoyado por el Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial (ESTEC) de la ESA. [...] Estas propuestas buscan aprovechar los avances en la impresión 3D con la utilización de recursos in situ (ISRU) para abordar los desafíos de vivir y trabajar en la Luna. En comparación con otros dos superplastificantes utilizados en la construcción en la Tierra, "la urea funcionó muy bien", dice Kjøniksen. La mezcla mantuvo su forma bajo peso ligero y resistió los cambios de temperatura. Incluso construyeron una pequeña pared con la impresora 3D. Kjøniksen planea probar el cemento a temperaturas más extremas y en una cámara de vacío que imite la falta de atmósfera de la Luna; así que el siguiente paso sería construir una pared a tamaño real. Clic AQUÍ para seguir leyendo y ver las imágenes.




viernes, 22 de mayo de 2020

Hallan un nuevo y raro tipo de asteroide que desconcierta a los astrónomos

Hallan un nuevo y raro tipo de asteroide que desconcierta a los astrónomos


Tiene una órbita como la de una roca espacial, pero también posee cola como un cometa


ABC Ciencia MADRID Actualizado:22/05/2020 12:30h

En teoría, la diferencia entre cometas y asteroides es sencilla. Los primeros suelen ser secos e inertes, con órbitas similares a las de los planetas. Por el contrario, los cometas tienen órbitas largas y en bucle. Además, están cargados de hielo volátil que se sublima, generando un objeto largo y polvoriento que crece cuanto más cerca se sitúa de una estrella. Pero a veces aparecen objetos difíciles de clasificar. Es el caso del asteroide 2019 LD2 recién descubierto, un tipo jamás visto que posee la trayectoria de un asteroide pero que presenta una cola similar a la de un cometa. El objeto comparte su órbita con Júpiter, en un enjambre de asteroides conocido como los troyanos. Y es el primer asteroide troyano de Júpiter al que se ha visto arrojar gas como lo haría un cometa. Clic AQUÍ para seguir leyendo, ver la imagen y el vídeo.

Más información: https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/hallan-un-nuevo-y-extrano-tipo-de-asteroide-891590142844

Venus pudo albergar vida durante más de 3.000 millones de años

Venus pudo albergar vida durante más de 3.000 millones de años

Un nuevo estudio halla evidencias de que el planeta hermano de la Tierra tuvo océanos y clima templado durante la mayor parte de su historia


José Manuel Nieves MADRID Actualizado:20/05/2020 10:32h

Hace miles de millones de años, cuando el Sistema Solar era aún muy joven, uno de sus planetas disfrutaba de un clima templado, con cielos azules y grandes cantidades de agua corriendo y formando mares y ríos por toda su superficie. Pero ese mundo privilegiado no era la Tierra, sino Venus. Hoy, sin embargo, las cosas son muy diferentes. Es la Tierra la que dispone de agua en abundancia y goza de un rango de temperaturas que hacen posible el florecimiento de la vida, mientras que Venus se ha convertido en un auténtico infierno, con temperaturas que alcanzan los 450 grados y con una atmósfera venenosa formada principalmente por dióxido de carbono y nitrógenoClic AQUÍ para seguir leyendo y ver el vídeo.

Un telescopio de ESO ve señales del nacimiento de un planeta

Un telescopio de ESO ve señales del nacimiento de un planeta

20 de Mayo de 2020
Observaciones realizadas con el Very Large Telescope (VLT), del Observatorio Europeo Austral, han captado las reveladoras señales del nacimiento de un sistema estelar. Alrededor de la joven estrella AB Aurigae hay un denso disco de polvo y gas en el que los astrónomos han detectado una estructura espiral prominente con un "giro" que marca el sitio donde se puede estar formando un planeta. La característica observada podría ser la primera evidencia directa de un planeta recién nacido.
Hasta ahora se han identificado miles de exoplanetas, pero poco se sabe sobre cómo se forman”, afirma Anthony Boccaletti, que ha dirigido este estudio desde el Observatorio de París, Universidad PSL (Francia). Los astrónomos saben que los planetas nacen en discos polvorientos que rodean a las estrellas jóvenes, como AB Aurigae, a medida que el polvo y el gas frío se amontonan. Las nuevas observaciones realizadas con el VLT de ESO, publicadas en la revista Astronomy & Astrophysics, proporcionan pistas cruciales para ayudar a los científicos a entender mejor este proceso.
Necesitamos observar sistemas muy jóvenes para poder captar el momento en que se forman los planetas”, dice Boccaletti. Pero, hasta ahora, los astrónomos habían sido incapaces de obtener imágenes lo suficientemente nítidas y profundas de estos discos jóvenes para encontrar el punto exacto que marca el lugar donde puede estar naciendo un planeta.
Las nuevas imágenes presentan una impresionante espiral de polvo y gas alrededor de AB Aurigae, situada a 520 años luz de la Tierra, en la constelación de Auriga (el cochero). Este tipo de espirales señalan la presencia de planetas recién nacidos, que 'patean' el gas, creando “perturbaciones en el disco en forma de onda, algo así como la estela de un barco en un lago”, explica Emmanuel Di Folco, del Laboratorio de Astrofísica de Burdeos (LAB), en Francia, quien también participó en el estudio. A medida que el planeta gira alrededor de la estrella central, esta onda toma forma de brazo espiral. En la nueva imagen de AB Aurigae, la región amarilla espiral que vemos cerca del centro, intensamente brillante (que, con respecto a su estrella, se encuentra a la misma distancia que Neptuno del Sol), es uno de estos puntos de perturbación en el que el equipo cree que se está haciendo un planeta.
Las observaciones del sistema AB Aurigae realizadas hace unos años con el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), del que ESO es socio, proporcionaron los primeros indicios de que se estaban formando planetas alrededor de la estrella. En las imágenes de ALMA, los científicos vieron dos brazos espirales de gas cerca de la estrella, que se encuentran dentro de la región interior del disco. Luego, en 2019 y principios de 2020, Boccaletti y un equipo de astrónomos de Francia, Taiwán, Estados Unidos y Bélgica, se propusieron captar una imagen más clara dirigiendo hacia la estrella el instrumento SPHERE del VLT de ESO, en Chile. Las imágenes SPHERE son las imágenes más profundas del sistema AB Aurigae obtenidas hasta la fecha.
Con el potente sistema de captación de imágenes de SPHERE, los astrónomos pudieron ver la luz más débil proveniente de los pequeños granos de polvo y las emisiones del disco interior. Confirmaron la presencia de los brazos espirales detectados por primera vez por ALMA y también vieron otra característica destacada: un “giro”, que indica la presencia de un planeta formándose en el disco. “Algunos modelos teóricos de formación planetaria plantean la presencia de ese giro”, afirma anne Dutrey, también de LAB. “Se correspondería con la conexión de dos espirales — una girando hacia el interior de la órbita del planeta, la otra expandiéndose hacia afuera — que se unen en la ubicación del planeta. Las espirales hacen que el gas y el polvo del disco acreten hacia el planeta en formación y lo hagan crecer”.
ESO está construyendo el Telescopio Extremadamente Grande (ELT) de 39 metros, que se basará en el trabajo de vanguardia de ALMA y SPHERE para estudiar mundos extrasolares. Como explica Boccaletti, este potente telescopio permitirá a los astrónomos obtener vistas aún más detalladas de los planetas en ciernes. “Deberíamos ser capaces de ver de forma más directa y precisa cómo la dinámica del gas contribuye a la formación de planetas”, concluye.

Información adicional

Este trabajo de investigación se ha presentado en el artículo científico “Are we witnessing ongoing planet formation in AB Aurigae? A showcase of the SPHERE/ALMA synergy, publicado en la revista Astronomy & Astrophysics (doi: 10.1051/0004-6361/202038008).
El equipo está formado por A. Boccaletti (LESIA, Observatorio de París, Universidad PSL, CNRS, Universidad de la Sorbona, Univ. París Diderot, Sorbonne Paris Cité, CNRS, Francia); E. Di Folco (Laboratorio de Astrofísica de Burdeos, Universidad de Burdeos, CNRS, Francia [Bordeaux]); E. Pantin (Laboratorio CEA, IRFU/DAp, AIM, Universidad París-Saclay, Universidad París Diderot, Sorbonne Paris Cité, CNRS, Francia); A. Dutrey (Bordeaux); S. Guilloteau (Bordeaux); Y. W. Tang (Academia Sénica, Instituto de Astronomía y Astrofísica, Taipei, Taiwán); V. Piétu (IRAM, Campus universitario, Francia); E. Habart (Instituto de astrofísica espacial, CNRS UMR 8617, Universidad Paris-Sud 11, Francia); J. Milli (CNRS, IPAG, Univ. Grenoble Alpes, Francia) ; T. L. Beck (Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial, Baltimore, MD, EE.UU.); y A.-L. Maire (Instituto STAR, Universidad de Lieja, Bélgica).
ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. Cuenta con dieciséis países miembros: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza, junto con Chile, país anfitrión, y Australia como aliado estratégico. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desarrolla un importante papel al promover y organizar la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope junto con su interferómetro VLTI (Very Large Telescope Interferometer), el más avanzado del mundo, así como dos telescopios de rastreo: VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía), que trabaja en el infrarrojo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT), que rastrea en luz visible. ESO también es socio de dos instalaciones en Chajnantor, APEX y ALMA, actualmente el mayor proyecto astronómico en funcionamiento del mundo. Finalmente, en Cerro Armazones, cerca de Paranal, ESO está construyendo el ELT (Extremely Large Telescope), de 39 metros, que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.
El conjunto ALMA, (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) es una instalación astronómica internacional fruto de la colaboración entre ESO, la Fundación Nacional para la Ciencia de EE.UU. (NSF, National Science Foundation) y los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales de Japón (NINS, National Institutes of Natural Sciences) en cooperación con la República de Chile. ALMA está financiado por ESO en nombre de sus países miembros; por la NSF en cooperación con el Consejo Nacional de Investigación de Canadá (NRC, National Research Council) y el Consejo Nacional de Ciencias de Taiwán (NSC, National Science Council), y por el NINS en cooperación con la Academia Sínica (AS) de Taiwán y el Instituto de Astronomía y Ciencias Espaciales de Corea (KASI, Korea Astronomy and Space Science Institute). La construcción y operaciones de ALMA están lideradas por ESO en nombre de sus países miembros; por el Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO, National Radio Astronomy Observatory), gestionado por Associated Universities, Inc. (AUI), en América del Norte; y por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ, National Astronomical Observatory of Japan) en Asia Oriental. El Observatorio Conjunto ALMA (Joint ALMA Observatory, JAO) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operaciones de ALMA.
Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.
El nodo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

Enlaces

Contactos

José Miguel Mas Hesse
Centro de Astrobiología (INTA-CSIC)
Madrid, España
Tlf.: (+34) 918131196
Correo electrónico: mm@cab.inta-csic.es
Anthony Boccaletti
Laboratory for Space Science and Astrophysical Instrumentation (LESIA), Observatoire de Paris - PSL
Meudon, France
Móvil: +33 (0)675465583
Correo electrónico: anthony.boccaletti@observatoiredeparis.psl.eu
Emmanuel Di Folco
Astrophysics Laboratory of Bordeaux (LAB)
Bordeaux, France
Móvil: +33 (0)633966142
Correo electrónico: emmanuel.difolco@u-bordeaux.fr
Anne Dutrey
Astrophysics Laboratory of Bordeaux (LAB)
Bordeaux, France
Correo electrónico: anne.dutrey@u-bordeaux.fr
Bárbara Ferreira
ESO Public Information Officer
Garching bei München, Germany
Tlf.: +49 89 3200 6670
Móvil: +49 151 241 664 00
Correo electrónico: pio@eso.org

sábado, 16 de mayo de 2020

Wasp-76b: el exótico e infernal planeta donde "llueve hierro"

Wasp-76b: el exótico e infernal planeta donde "llueve hierro"

Los astrónomos detectaron el pasado marzo un distante planeta donde probablemente llueve hierro.


Jonathan AmosCorresponsal de Ciencia de la BBC 15 mayo 2020

Si bien esto parece sacado de una película de ciencia ficción, se trata del estado natural de uno de los muchos mundos extremos que estamos descubriendo en la actualidad. Este exoplaneta, denominado Wasp-76b, orbita tan cerca de su estrella principal que sus temperaturas diurnas superan los 2.400 °C, lo suficientemente caliente como para vaporizar metales. Pero el lado nocturno de este objeto astronómico es 1.000 grados más frío, lo cual permitiría que esos metales se condensen y produzcan una lluvia. [...] El exoplaneta, que está a 640 años luz de la Tierra, está tan cerca de su estrella que solo le toma 43 horas completar su rotación. Otra característica interesante de este objeto es que su cara visible siempre está apuntando a su estrella, un comportamiento que los científicos llaman acoplamiento de marea o rotación sincrónica. La Luna de la Tierra hace exactamente lo mismo: solo vemos un lado de ella.[...] Además, la diferencia extrema de temperatura entre las partes iluminadas y no iluminadas del exoplaneta generaría vientos feroces, de hasta 18.000 kilómetros por horaClic AQUÍ para seguir leyendo y ver las imágenes.

Hallan un planeta rocoso a casi 25.000 años luz de distancia, el más lejano descubierto hasta ahora

Hallan un planeta rocoso a casi 25.000 años luz de distancia, el más lejano descubierto hasta ahora

El nuevo mundo es similar a la Tierra y se encuentra en el bulbo de la Vía Láctea, la densa población de estrellas alrededor del centro de nuestra galaxia


José Manuel Nieves Actualizado:13/05/2020 20:51h

Por lo que sabemos, nuestra galaxia podría estar llena de planetas similares a la Tierra. Esa clase de mundos son, por supuesto, los que más interesan a los científicos, pero por desgracia son también los más difíciles de encontrar. Solo un tercio de los más de 4.000 planetas confirmados hasta ahora, en efecto, han resultado ser rocosos. [...] El nombre de esta nueva supertierra no es sencillo de recordar: OGLE-2018-BLG-0677b. Y pertenece a un pequeño subconjunto de planetas rocosos que orbitan más o menos a la misma distancia de su estrella que la Tierra. Es decir, que recibe la cantidad justa de calor para que en ellos pueda existir agua en estado líquido, uno de los elementos necesarios para la vida. [...] Este nuevo mundo se encuentra a 24.722,65 años luz de distancia de nosotros, lo que le convierte en uno de los exoplanetas más distantes descubiertos hasta ahora. De hecho, se encuentra muy cerca, o puede que dentro, del "bulbo galáctico", la región más densamente poblada de estrellas alrededor del centro de la Vía Láctea. Clic AQUÍ para seguir leyendo y ver la imagen.