viernes, 17 de septiembre de 2021

SpaceX lanza con éxito al espacio el primer viaje comercial sin astronautas

SpaceX lanza con éxito al espacio el primer viaje comercial sin astronautas

Un multimillonario estadounidense financia la misión, que orbitará la Tierra más allá de la Estación Espacial Internacional


Judith de Jorge MADRID Actualizado:16/09/2021 11:22h

Una curiosa tripulación compuesta por un multimillonario, una profesora, una superviviente de cáncer y un exveterano de Irak fue lanzada esta madrugada a bordo de una nave de SpaceX, en lo que supone el vuelo espacial más original que haya existido jamás. Por primera vez, en la cápsula Dragon Resilience no hay astronautas profesionales, solo cuatro turistas dispuestos a demostrar que cualquiera puede llegar allá arriba para disfrutar de las vistas. Cualquiera, por supuesto, que esté dispuesto a pagar lo que vale un asiento que, por el momento, solo está al alcance de unos pocos privilegiados. La nave pasará tres días en órbita alrededor de la Tierra a unos 575 km de altitud, incluso más lejos que la Estación Espacial Internacional (ISS)Clic AQUÍ para seguir leyendo, ver las imágenes y el vídeo.

viernes, 10 de septiembre de 2021

Estudio reporta una señal de radio emitida desde el centro de la Vía Láctea

Estudio reporta una señal de radio emitida desde el centro de la Vía Láctea

Hasta ahora no se sabe con exactitud qué tipo de objeto cósmico la origina.


7 sep 2021 22:45 GMT

Un grupo internacional de investigadores ha descubierto que desde el centro de nuestra galaxia está siendo emitida con cierta regularidad una señal de radio. Sin embargo, hasta ahora no se sabe con exactitud qué tipo de objeto cósmico la origina. La señal, denominada 'ASKAP J173608.2-321635', fue detectada seis veces entre enero y septiembre del 2020. Luego pasó un periodo de completa inactividad y volvió a aparecer el 7 de febrero pasado. [...] Se trata de "una fuente de radio altamente polarizada, altamente variable y de espectro empinado". Es variable porque las ondas electromagnéticas que emite no siguen un patrón de tiempo específico, y es muy polarizada porque la orientación de la oscilación de la onda está torcida, tanto lineal como circularmente. Clic AQUÍ para seguir leyendo y ver la imagen.

ESO capta las mejores imágenes obtenidas hasta ahora del peculiar asteroide con forma de hueso

ESO capta las mejores imágenes obtenidas hasta ahora del peculiar asteroide con forma de hueso

9 de Septiembre de 2021

Utilizando el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral (VLT de ESO), un equipo de astrónomos ha obtenido las imágenes más nítidas y detalladas hasta la fecha del asteroide Cleopatra. Las observaciones han permitido al equipo restringir, con la mayor precisión obtenida hasta el momento, la forma en 3D y la masa de este peculiar asteroide, que se asemeja a un hueso de roer. Su investigación proporciona pistas sobre cómo se formaron este asteroide y las dos lunas que lo orbitan.

"Cleopatra es sin duda un cuerpo único en nuestro Sistema Solar", afirma Franck Marchis, astrónomo del Instituto SETI, en Mountain View (EE.UU.) y del Laboratoire d'Astrophysique de Marsella (Francia), quien dirigió un estudio sobre el asteroide -que tiene una froma inusual y cuenta con dos lunas-, publicado hoy en la revista Astronomy & Astrophysics. "La ciencia progresa mucho gracias al estudio de elementos atípicos que están fuera de la norma. Creo que Cleopatra es uno de ellos y comprender este complejo y múltiple sistema de asteroides puede ayudarnos a aprender más sobre nuestro Sistema Solar".

Cleopatra orbita el Sol en el Cinturón de Asteroides que se encuentra entre Marte y Júpiter. La comunidad astronómica lo ha llamado "asteroide hueso de perro" (dog-bone en inglés) desde que las observaciones de radar, hace unos 20 años, revelaron que tiene dos lóbulos conectados por un grueso "cuello". En 2008, Marchis y sus colegas descubrieron que Cleopatra está orbitado por dos lunas, llamadas AlexHelios y CleoSelene, en honor a los hijos de la reina egipcia.

Para obtener más información sobre Cleopatra, Marchis y su equipo utilizaron instantáneas del asteroide tomadas en diferentes momentos entre 2017 y 2019 con el instrumento SPHERE (Spectro-Polarimetric High-contrast Exoplanet REsearch, búsqueda de exoplanetas con espectropolarímetro de alto contraste), instalado en el VLT de ESO. A medida que el asteroide giraba, pudieron verlo desde diferentes ángulos y crear los modelos 3D de su forma más precisos hasta la fecha. Restringieron la forma de hueso del asteroide y su volumen, viendo que uno de los lóbulos era más grande que el otro, y determinaron que la longitud del asteroide era de unos 270 kilómetros (aproximadamente la mitad de la longitud del Canal de la Mancha).

En un segundo estudio, también publicado en la revista Astronomy & Astrophysics y dirigido por Miroslav Brož, de la Universidad Charles, en Praga (República Checa), el equipo informó sobre cómo utilizaron las observaciones de SPHERE para determinar las órbitas correctas de las dos lunas de Cleopatra. Estudios anteriores habían estimado estas órbitas, pero las nuevas observaciones llevadas a cabo con el VLT de ESO mostraron que las lunas no estaban donde predecían los datos anteriores.

"Era necesario resolver este asunto", afirma Brož. "Porque si las órbitas de las lunas estaban equivocadas, todo estaba mal, incluida la masa de Cleopatra". Gracias a las nuevas observaciones y al sofisticado modelado, el equipo logró describir con precisión cómo influye la gravedad de Cleopatra en los movimientos de las lunas, determinando así las complejas órbitas de AlexHelios y CleoSelene. Esto les permitió calcular la masa del asteroide, descubriendo que era un 35% más baja que en las estimaciones anteriores.

Combinando las nuevas estimaciones de volumen y masa, la comunidad astronómica pudo calcular un nuevo valor para la densidad del asteroide, que, con menos de la mitad de la densidad del hierro, resultó ser más baja de lo que se pensaba anteriormente [1]. La baja densidad de Cleopatra, que se cree que tiene una composición metálica, sugiere que tiene una estructura porosa y podría ser poco más que un "montón de escombros". Esto significa que, probablemente, se formó tras la reacumulación de material que pudo tener lugar después de un gigantesco impacto.

La estructura de “montón de escombros” de Cleopatra y la forma en que gira también dan indicaciones de cómo podrían haberse formado sus dos lunas. El asteroide gira casi a una velocidad crítica, la velocidad por encima de la cual comenzaría a desmoronarse, e incluso pequeños impactos podrían levantar guijarros de su superficie. Marchis y su equipo creen que esos guijarros podrían haber formado posteriormente AlexHelios y CleoSelene, lo que significa que Cleopatra realmente ha dado a luz sus propias lunas.

Las nuevas imágenes de Cleopatra y los conocimientos que proporcionan solo han sido posibles gracias a uno de los avanzados sistemas de óptica adaptativa en uso en el VLT de ESO, que se encuentra en el desierto de Atacama, en Chile. La óptica adaptativa ayuda a corregir las distorsiones causadas por la atmósfera de la Tierra que hacen que los objetos aparezcan borrosos (el mismo efecto que hace que las estrellas, vistas desde la Tierra, titilen). Gracias a estas correcciones, SPHERE pudo obtener imágenes de Cleopatra, ubicada a 200 millones de kilómetros de distancia de la Tierra en su punto más cercano, a pesar de que su tamaño aparente en el cielo es equivalente al de una pelota de golf a unos 40 kilómetros de distancia.

El próximo Telescopio Extremadamente Grande (ELT) de ESO, con sus avanzados sistemas de óptica adaptativa, será ideal para obtener imágenes de asteroides distantes como Cleopatra. "Estoy ansioso por poder apuntar el ELT hacia Cleopatra para ver si hay más lunas, refinar sus órbitas y detectar pequeños cambios", agrega Marchis.

Notas

[1] La densidad recién calculada es de 3,4 gramos por centímetro cúbico, mientras que anteriormente se creía que Cleopatra tenía una densidad media de aproximadamente 4,5 gramos por centímetro cúbico.

Información adicional

Este trabajo de investigación, basado en observaciones llevadas a cabo con el instrumento SPHERE, instalado en el VLT de ESO (Investigador Principal: Pierre Vernazza), se ha presentado en dos artículos científicos publicados en la revista Astronomy & Astrophysics.

El equipo del artículo titulado “(216) Kleopatra, a low density critically rotating M-type asteroid” está formado por F. Marchis (Instituto SETI, Centro Carl Sagan, Mountain View, EE.UU., y Universidad Aix Marseille, CNRS, Laboratorio de Astrofísica de Marsella, Francia [LAM]); L. Jorda (LAM); P. Vernazza (LAM); M. Brož (Instituto de Astronomía, Facultad de Matemáticas y Física, Universidad Charles, Praga, República Checa [CU]); J. Hanuš (CU); M. Ferrais (LAM); F. Vachier (Instituto de mecánica celeste y de cálculo de efemérides, Observatorio de París, Universidad de Investigación PSL, CNRS, Universidades de la Sorbona, Universidad UPMC París 06 y Universidad de Lille, Francia [IMCCE]); N. Rambaux (IMCCE); M. Marsset (Departamento de ciencias de la Tierra, atmosféricas y planetarias, MIT, Cambridge, EE.UU. [MIT]); M. Viikinkoski (Matemáticas & Estadística, Universidad Tampere, Finlandia [TAU]); E. Jehin (Instituto de Investigación en Astrofísica y Ciencias y Tecnologías Espaciales, Universdad de Lieja, Bélgica [STAR]); S. Benseguane (LAM); E. Podlewska-Gaca (Facultad de Física, Instituto Observatorio Astronómico, Universidad Adam Mickiewicz, Poznan, Polonia [UAM]); B. Carry (Universidad Côte d’Azur, Observatorio de la Costa Azul, CNRS, Laboratorio Lagrange, Francia [OCA]); A. Drouard (LAM); S. Fauvaud (Observatorio de Bois de Bardon, Taponnat, Francia [OBB]); M. Birlan (IMCCE e Instituto Astronómico de la Academia Rumana, Bucarest, Rumanía [AIRA]); J. Berthier (IMCCE); P. Bartczak (UAM); C. Dumas (Telescopio de Treinta Metros, Pasadena, EE.UU. [TMT]); G. Dudziński (UAM); J. Ďurech (CU); J. Castillo-Rogez (Laboratorio de Propulsión a Chorro, Instituto Tecnológico de California, Pasadena, EE.UU. [JPL]); F. Cipriani (Agencia Espacial Europea, ESTEC – Oficina de Apoyo Científico, Noordwijk, Países Bajos [ESTEC]​​); F. Colas (IMCCE); R. Fetick (LAM); T. Fusco (LAM y Laboratorio Aeroespacial Francés BP72, Chatillon Cedex, Francia [ONERA]​​); J. Grice (OCA y Escuela de Ciencias Físicas, Universidad Abierta, Milton Keynes, UK [OU]); A. Kryszczynska (UAM); P. Lamy (Laboratorio de Atmósferas, Entornos y Observaciones Espaciales, CNRS [CRNS] y Universidad de Versalles, Saint-Quentin-en-Yvelines, Guyancourt, Francia [UVSQ]); A. Marciniak (UAM); T. Michalowski (UAM); P. Michel (OCA): M. Pajuelo (IMCCE y Sección Física, Departamento de Ciencias, Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, Perú [PUCP]); T. Santana-Ros (Departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal, Universidad de Alicante, España [UA] e Instituto de Ciencias del Cosmos, Universidad de Barcelona, España [UB]); P. Tanga (OCA); A. Vigan (LAM); O. Witasse (ESTEC); y B. Yang (Observatorio Europeo Austral, Santiago, Chile [ESO]).

El equipo del artículo científico titulado “An advanced multipole model for (216) Kleopatra triple system” está formado por M. Brož (CU); F. Marchis (SETI y LAM); L. Jorda (LAM); J. Hanuš (CU); P. Vernazza (LAM); M. Ferrais (LAM); F. Vachier (IMCCE); N. Rambaux (IMCCE); M. Marsset (MIT); M. Viikinkoski (TAU); E. Jehin (STAR); S. Benseguane (LAM); E. Podlewska-Gaca (UAM); B. Carry (OCA); A. Drouard (LAM); S. Fauvaud (OBB); M. Birlan (IMCCE y AIRA); J. Berthier (IMCCE); P. Bartczak (UAM); C. Dumas (TMT); G. Dudziński (UAM); J. Ďurech (CU); J. Castillo-Rogez (JPL); F. Cipriani (ESTEC​​); F. Colas (IMCCE); R. Fetick (LAM); T. Fusco (LAM y ONERA); J. Grice (OCA y OU); A. Kryszczynska (UAM); P. Lamy (CNRS y UVSQ); A. Marciniak (UAM); T. Michalowski (UAM); P. Michel (OCA); M. Pajuelo (IMCCE y PUCP); T. Santana-Ros (UA y UB); P. Tanga (OCA); A. Vigan (LAM); O. Witasse (ESTEC); y B. Yang (ESO).

ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico basado en tierra más productivo del mundo. Cuenta con dieciséis países miembros: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza, junto con Chile, país anfitrión, y Australia como aliado estratégico. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de potentes instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desempeña un importante papel promoviendo y organizando la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope junto con su interferómetro VLTI (Very Large Telescope Interferometer), el más avanzado del mundo, así como dos telescopios de rastreo: VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía), que trabaja en el infrarrojo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT), que rastrea en luz visible. También en Paranal, ESO albergará y operará el CTA Sur (Cherenkov Telescope Array South), el observatorio de rayos gamma más grande y sensible del mundo. ESO también es socio principal de dos instalaciones en Chajnantor, APEX y ALMA, actualmente el mayor proyecto astronómico en funcionamiento del mundo. Finalmente, en Cerro Armazones, cerca de Paranal, ESO está construyendo el ELT (Extremely Large Telescope), de 39 metros, que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.

Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

El nodo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

Enlaces

Contactos

José Miguel Mas Hesse
Centro de Astrobiología (INTA-CSIC)
Madrid, España
Tlf.: (+34) 918131196
Correo electrónico: mm@cab.inta-csic.es

Franck Marchis
SETI Institute and Laboratoire d’Astrophysique de Marseille
Mountain View and Marseille, France and USA
Móvil: +1-510-599-0604
Correo electrónico: fmarchis@seti.org

Miroslav Brož
Charles University
Prague, Czech Republic
Correo electrónico: mira@sirrah.troja.mff.cuni.cz

Pierre Vernazza
Laboratoire d’Astrophysique de Marseille
Marseille, France
Tlf.: +33 4 91 05 59 11
Correo electrónico: pierre.vernazza@lam.fr

Bárbara Ferreira
ESO Media Manager
Garching bei München, Germany
Tlf.: +49 89 3200 6670
Móvil: +49 151 241 664 00
Correo electrónico: press@eso.org

Connect with ESO on social media

sábado, 4 de septiembre de 2021

Una colisión estelar crea una explosión de supernova nunca vista hasta ahora

Una colisión estelar crea una explosión de supernova nunca vista hasta ahora

Una estrella que explotó hace mucho tiempo se precipitó sobre su compañera, haciendo que ésta también explotara


EFE Actualizado Jueves, 2 septiembre 2021 - 21:12

El inicio fueron dos estrellas que nacieron como una pareja binaria y orbitaban de manera muy próxima. Una de ellas, que era más masiva, evolucionó más rápidamente y explotó como supernova, dejando tras de sí un agujero negro o una estrella de neutrones superdensa. La órbita de aquel agujero negro o estrella de neutrones se fue acercando cada vez más a la de su compañera y hace unos 300 años entró en la atmósfera de esta. Finalmente, el agujero negro o la estrella de neutrones se abrió paso hacia el núcleo de la estrella compañera, interrumpiendo la fusión nuclear que producía la energía que impedía que el núcleo se colapsara por su propia gravedad, [...] provocando que ésta explotara como supernova, un suceso sobre el que existían teorías, pero que hasta ahora no se había identificado. Clic AQUÍ para seguir leyendo y ver la imagen.

viernes, 3 de septiembre de 2021

'El Accidente', el extraño objeto espacial que no encaja con nada conocido

'El Accidente', el extraño objeto espacial que no encaja con nada conocido

Los astrónomos creen que podría tratarse de un nuevo tipo de estrella, o quizá de un gran planeta expulsado de su sistema


José Manuel Nieves Actualizado:03/09/2021 01:24h

Está a unos 50 años luz de la Tierra, se mueve a más de 200 kilómetros por segundo y los astrónomos lo han bautizado como 'El accidente'. De hecho, no saben aún de qué podría tratarse, aunque algunos apuestan por una 'enana marrón'. Una, en todo caso, con características muy poco comunes. Ahora, una nueva investigación dirigida por J. Davy Kirkpatrick, del Instituto de Tecnología de California (Caltech) [...], acaba de presentar nuevas observaciones de El Accidente, aunque eso no ha hecho más que aumentar al desconcierto de los investigadores, que admiten no saber muy bien qué pensar. El extraño objeto fue descubierto por casualidad en noviembre de 2018 por el astrónomo Dan Caselden [...] y trató, sin éxito, de clasificarlo. De hecho, El Accidente, cuyo nombre oficial es WISE 1534-1043, no encaja en ninguna de las categorías que los científicos han establecido para poner orden en las cosas que observan en el UniversoClic AQUÍ para seguir leyendo y ver la imagen.

viernes, 27 de agosto de 2021

Los astrónomos descubren una nueva clase de planeta que podría albergar vida

Los astrónomos descubren una nueva clase de planeta que podría albergar vida

Estos planetas abren una nueva perspectiva en nuestra búsqueda de vida extraterrestre



Por Derya Ozdemir 26 de agosto de 2021

Cuando buscamos vida en lugares lejanos, generalmente buscamos planetas que se parezcan al nuestro en términos de tamaño, masa, temperatura y composición atmosférica. Sin embargo, astrónomos de la Universidad de Cambridge han descubierto recientemente una nueva clase de exoplanetas que son sustancialmente diferentes a los nuestros, pero que potencialmente podrían albergar vida. [...] Esta nueva clase de mundos habitables, denominados planetas 'Hycean', que es un acrónimo de las palabras hidrógeno y océano, son calientes y están cubiertos por océanos masivos de todo el planeta con atmósferas ricas en hidrógeno. Los planetas Hycean son algo similares a lo que sucedería si la Tierra y Neptuno tuvieran un bebé, y son más abundantes en el universo y más fáciles de notar que los planetas similares a la Tierra, razón por la cual estos exoplanetas desatendidos podrían ser candidatos prometedores en la búsqueda en curso de vida extraterrestreClic AQUÍ para seguir leyendo y ver la imagen.

viernes, 20 de agosto de 2021

'Ovnis de color verde brillante' fueron vistos en el espacio aéreo canadiense

'Ovnis de color verde brillante' fueron vistos en el espacio aéreo canadiense

Y un avión militar puede haber "evitado por poco" una colisión.


Por Brad Bergan,13 de agosto de 2021

Puede que no estemos solos en el universo. A fines de julio, un avión militar y uno comercial supuestamente vieron un misterioso OVNI verde que brillaba en el cielo canadiense, antes de desaparecer en las nubes que rodaban sobre el Golfo de San Lorenzo en la costa este de Canadá, según un informe inicial de Vice News. Y uno de los aviones, el militar, con una maniobra arriesgada pudo evitar por poco una colisión con el OVNI. En el informe inicial a la base de datos de incidentes de aviación del gobierno canadiense , ambos vuelos describían un "objeto volador verde brillante", que "voló hacia una nube y luego desapareció". Afortunadamente, el objeto no afectó las operaciones nominales de ninguno de los vuelos, según el informe. Clic AQUÍ para seguir leyendo, ver la imagen y el vídeo.

Las imágenes más nítidas jamás logradas de las galaxias del espacio profundo

Las imágenes más nítidas jamás logradas de las galaxias del espacio profundo


Pallab Ghosh Corresponsal de Ciencia, BBC News 19 agosto 2021

Los astrónomos han capturado algunas de las imágenes más detalladas jamás vistas de galaxias en el espacio profundo. Están en una definición mucho más alta de lo normal y revelan el funcionamiento interno de las galaxias con un detalle sin precedentes. Muchas de las imágenes podrían arrojar luz sobre el papel de los agujeros negros en la formación de estrellas y planetas. Los investigadores dicen que las imágenes transformarán nuestra comprensión de cómo evolucionan las galaxias. Las imágenes son de las ondas de radio emitidas por las galaxias. [...]
La novedad es que el equipo ha mejorado drásticamente la resolución de las imágenes de radio al conectar más de 70.000 antenas pequeñas repartidas en nueve condados europeos. Clic AQUÍ para seguir leyendo y ver las imágenes.

viernes, 6 de agosto de 2021

Capturan los primeros momentos de una supernova, la muerte explosiva de las estrellas, como nunca antes se había visto

Capturan los primeros momentos de una supernova, la muerte explosiva de las estrellas, como nunca antes se había visto

Un equipo internacional con científicos deAustralia y de la NASA han registrado el estallido de luz inicial que se ve cuando la primera onda de choque viaja a través de la estrella antes de que explote


EUROPA PRESS Madrid Actualizado Viernes, 6 agosto 2021 - 08:45

En una primicia mundial, astrónomos han capturado los primeros momentos de una supernova, la muerte explosiva de las estrellas, con un detalle nunca antes visto. A partir de datos capturados por el telescopio espacial Kepler de la NASA en 2017, un equipo internacional con científicos de la Universidad Nacional de Australia (ANU) y la NASA registraron el estallido de luz inicial que se ve cuando la primera onda de choque viaja a través de la estrella antes de que explote. En esta especialidad, los investigadores están particularmente interesados en cómo cambia el brillo de la luz con el tiempo antes de la explosión. Este evento, conocido como la "curva de enfriamiento por choque", proporciona pistas sobre qué tipo de estrella causó la explosión. Clic AQUÍ para seguir leyendo y ver la imagen.

Nuevas observaciones de ESO confirman que un exoplaneta rocoso tiene solo la mitad de la masa de Venus

Nuevas observaciones de ESO confirman que un exoplaneta rocoso tiene solo la mitad de la masa de Venus

5 de Agosto de 2021

Un equipo de astrónomos ha utilizado el Very Large Telescope, del Observatorio Europeo Austral (VLT de ESO), en Chile, para arrojar nueva luz sobre los planetas que hay alrededor de una estrella cercana, L 98-59, similares a los de la zona interior del Sistema Solar. Entre los hallazgos se encuentran un planeta con la mitad de la masa de Venus —el exoplaneta más ligero jamás medido mediante la técnica de velocidad radial—, un mundo oceánico y un posible planeta en la zona habitable.

"El planeta que hay en la zona habitable puede tener una atmósfera que podría proteger y mantener la vida", afirma María Rosa Zapatero Osorio, astrónoma del Centro de Astrobiología de Madrid (España) y una de las autoras del estudio publicado hoy en la revista Astronomy & Astrophysics.

Estos resultados son un paso importante en la búsqueda de vida en planetas del tamaño de la Tierra fuera del Sistema Solar. La detección de biofirmas en un exoplaneta depende de la capacidad de estudiar su atmósfera, pero los telescopios actuales no son lo suficientemente grandes como para lograr la resolución necesaria que permita obtener esta información de planetas rocosos pequeños. El sistema planetario recientemente estudiado, llamado L 98-59 por su estrella, es un interesante objetivo para futuras observaciones de atmósferas de exoplanetas. Orbita una estrella que se encuentra a solo 35 años luz de distancia y se ha descubierto que alberga planetas rocosos, como la Tierra o Venus, que están lo suficientemente cerca de la estrella como para estar calientes.

Con la contribución del VLT de ESO, el equipo pudo inferir que tres de los planetas pueden contener agua en sus interiores o en sus atmósferas. Los dos planetas del sistema L 98-59 más cercanos a la estrella son, probablemente, planetas secos, pero podrían tener pequeñas cantidades de agua, mientras que hasta el 30% de la masa del tercer planeta podría ser agua, lo que lo convierte en un mundo oceánico.

Además, el equipo detectó exoplanetas "ocultos" que no habían sido hallados previamente en este sistema planetario. Descubrieron un cuarto planeta y sospechan que hay un quinto en una zona a la distancia correcta de la estrella como para que exista agua líquida en su superficie. "Tenemos indicios de la presencia de un planeta terrestre en la zona habitable de este sistema", explica Olivier Demangeon, investigador del Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio de la Universidad de Oporto (Portugal) y autor principal del nuevo estudio.

El estudio representa un avance técnico, ya que los astrónomos pudieron determinar, utilizando el método de la velocidad radial, que el planeta más interno del sistema tiene solo la mitad de la masa de Venus. Esto lo convierte en el exoplaneta más ligero jamás medido utilizando esta técnica, que calcula el bamboleo de la estrella causado por el diminuto tirón gravitatorio de sus planetas en órbita.

El equipo utilizó el instrumento ESPRESSO (Echelle SPectrograph for Rocky Exoplanets and Stable Spectroscopic Observations, espectrógrafo Echelle para observaciones espectroscópicas estables y exoplanetas rocosos), instalado en el VLT de ESO, para estudiar a L 98-59. "Sin la precisión y estabilidad que proporciona ESPRESSO, esta medición no hubiera sido posible", afirma Zapatero Osorio. "Este es un paso adelante en nuestra capacidad para medir las masas de los planetas más pequeños más allá del Sistema Solar".

En 2019, la comunidad astronómica detectó, por primera vez, tres de los planetas de L 98-59 con el satélite TESS de la NASA (Transiting Exoplanet Survey Satellite, satélite de rastreo de exoplanetas en tránsito). Este satélite utiliza una técnica llamada método de tránsito —en el que se utiliza la disminución en la luz procedente de la estrella causada por un planeta que pasa por delante para inferir las propiedades del planeta— con el fin de detectar los planetas y medir sus tamaños. Sin embargo, hasta que Demageon y su equipo no dispusieron de las mediciones de velocidad radial realizadas con ESPRESSO y su predecesor, HARPS (High Accuracy Radial velocity Planet Searcher, buscador de planetas por velocidad radial de alta precisión), instalado en el Telescopio de 3,6 metros de la Silla, de ESO, no pudieron detectar los planetas adicionales y medir las masas y los radios de los tres primeros. "Si queremos saber de qué está hecho un planeta, lo mínimo que necesitamos es su masa y su radio", explica Demangeon.

El equipo espera continuar estudiando el sistema con el próximo Telescopio Espacial James Webb (JWST) de la NASA/ESA/CSA, mientras que el Telescopio Extremadamente Grande (ELT) de ESO, en fase de construcción en el desierto chileno de Atacama y que comenzará sus observaciones en 2027, también será ideal para estudiar estos planetas. "El instrumento HIRES del ELT puede tener la capacidad de estudiar las atmósferas de algunos de los planetas del sistema L 98-59, complementando así al JWST desde tierra", afirma Zapatero Osorio.

"Este sistema anuncia lo que está por venir", añade Demangeon. "Nosotros, como sociedad, hemos estado persiguiendo planetas terrestres desde el nacimiento de la astronomía y ahora, finalmente, nos estamos acercando cada vez más a la detección de un planeta terrestre, en la zona habitable de su estrella, cuya atmósfera podríamos estudiar".

Información adicional

Este trabajo de investigación se ha presentado en el artículo científico titulado “A warm terrestrial planet with half the mass of Venus transiting a nearby star” que se publica en la revista Astronomy & Astrophysics.

El equipo está compuesto por Olivier D. S. Demangeon (Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio, Universidad de Oporto, Portugal [IA/UPorto], Centro de Astrofísica de la Universidad de Oporto, Portugal [CAUP] y Departamento de Física y Astronomía, Facultad de Ciencias, Universidad de Oporto, Portugal [FCUP]); M. R. Zapatero Osorio (Centro de Astrobiología, Madrid, España [CAB/CSIC-INTA]); Y. Alibert (Instituto de Física, Universidad de Berna, Suiza [Bern]); S. C. C. Barros (IA/UPorto, CAUP y FCUP); V. Adibekyan (IA/UPorto, CAUP y FCUP); H. M. Tabernero (IA/UPorto y CAUP); A. Antoniadis-Karnavas (IA/UPorto & FCUP); J. D. Camacho (IA/UPorto & FCUP); A. Suárez Mascareño (Instituto de Astrofísica de Canarias, Tenerife, España [IAC] y Departamento de Astrofísica, Universidad de La Laguna, Tenerife, España [ULL]); M. Oshagh (IAC/ULL); G. Micela (INAF – Observatorio Astronómico de Palermo, Palermo, Italia); S. G. Sousa (IA/UPortol & CAUP); C. Lovis (Observatorio de Ginebra, Universidad de Ginebra, Ginebra, Suiza [UNIGE]); F. A. Pepe (UNIGE); R. Rebolo (IAC/ULL & Consejo Superior de Investigaciones Científicas, España); S. Cristiani (INAF – Observatorio Astronómico de Trieste, Italia [INAF Trieste]); N. C. Santos (IA/UPorto, CAUP y FCUP); R. Allart (Departamento de Física e Instituto para la Búsqueda de Exoplanetas, Universidad de Montreal, Canadá, y UNIGE); C. Allende Prieto (IAC/ULL); D. Bossini (IA/UPorto); F. Bouchy (UNIGE); A. Cabral (Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio, Facultad de Ciencias de la Universidad de Lisboa, Portugal [IA/FCUL] y Departamento de Física de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Lisboa, Portugal); M. Damasso (INAF – Observatorio Astrofísico de Torino, Italia [INAF Torino]); P. Di Marcantonio (INAF Trieste); V. D’Odorico (INAF Trieste & Instituto para el estudio de la Física Fundamental del Universo, Trieste, Italia [IFPU]); D. Ehrenreich (UNIGE); J. Faria (IA/UPorto, CAUP y FCUP); P. Figueira (Observatorio Europeo Austral, Santiago de Chile, Chile [ESO-Chile] e IA/UPorto); R. Génova Santos (IAC/ULL); J. Haldemann (Bern); J. I. González Hernández (IAC/ULL); B. Lavie (UNIGE); J. Lillo-Box (CAB/CSIC-INTA); G. Lo Curto (Observatorio Europeo Austral, Garching, cerca de Múnich, Alemania [ESO]); C. J. A. P. Martins (IA/UPorto y CAUP); D. Mégevand (UNIGE); A. Mehner (ESO-Chile); P. Molaro (INAF Trieste e IFPU); N. J. Nunes (IA/FCUL); E. Pallé (IAC/ULL); L. Pasquini (ESO); E. Poretti (Fundación G. Galilei – INAF Telescopio Nacional Galileo, La Palma, España e INAF – Observatorio Astronómico de Brera, Italia); A. Sozzetti (INAF Torino), y S. Udry (UNIGE).

ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico basado en tierra más productivo del mundo. Cuenta con dieciséis países miembros: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza, junto con Chile, país anfitrión, y Australia como aliado estratégico. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de potentes instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desempeña un importante papel promoviendo y organizando la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope junto con su interferómetro VLTI (Very Large Telescope Interferometer), el más avanzado del mundo, así como dos telescopios de rastreo: VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía), que trabaja en el infrarrojo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT), que rastrea en luz visible. También en Paranal, ESO albergará y operará el CTA Sur (Cherenkov Telescope Array South), el observatorio de rayos gamma más grande y sensible del mundo. ESO también es socio principal de dos instalaciones en Chajnantor, APEX y ALMA, actualmente el mayor proyecto astronómico en funcionamiento del mundo. Finalmente, en Cerro Armazones, cerca de Paranal, ESO está construyendo el ELT (Extremely Large Telescope), de 39 metros, que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.

Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

El nodo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

Enlaces

Contactos

José Miguel Mas Hesse
Centro de Astrobiología (INTA-CSIC)
Madrid, España
Tlf.: (+34) 918131196
Correo electrónico: mm@cab.inta-csic.es

Olivier Demangeon
Instituto de Astrofisica e Ciências do Espaço, Faculdade de Ciências, Universidade do Porto
Porto, Portugal
Tlf.: +351 226 089 855
Correo electrónico: olivier.demangeon@astro.up.pt

María Rosa Zapatero Osorio
Chair of the “Atmospheric Characterisation” working group of the ESPRESSO science team at Centro de Astrobiología (CSIC-INTA)
Madrid, Spain
Tlf.: +34 9 15 20 64 27
Correo electrónico: mosorio@cab.inta-csic.es

Nuno Santos
Instituto de Astrofisica e Ciências do Espaço, Faculdade de Ciências, Universidade do Porto
Porto, Portugal
Correo electrónico: nuno.santos@astro.up.pt

François Bouchy
Member of the “Transiting planets” working group of the ESPRESSO science team at Université de Genève
Genève, Switzerland
Tlf.: +41 22 379 24 60
Correo electrónico: Francois.Bouchy@unige.ch

Alejandro Suárez Mascareño
Instituto de Astrofísica de Canarias
Tenerife, Spain
Tlf.: +34 658 778 954
Correo electrónico: asm@iac.es

Mario Damasso
INAF – Osservatorio Astrofisico di Torino
Turin, Italy
Tlf.: +39 339 1816786
Correo electrónico: mario.damasso@inaf.it

Pedro Figueira
Astronomer at ESO and Instituto de Astrofísica e Ciências do Espaço, instrument scientist of ESPRESSO
Santiago, Chile
Tlf.: +56 2 2463 3074
Correo electrónico: pedro.figueira@eso.org

Bárbara Ferreira
ESO Media Manager
Garching bei München, Germany
Tlf.: +49 89 3200 6670
Móvil: +49 151 241 664 00
Correo electrónico: press@eso.org

viernes, 30 de julio de 2021

Primera detección de luz detrás de un agujero negro

Primera detección de luz detrás de un agujero negro

Cumpliendo una predicción de la teoría de la relatividad general de Einstein, un astrofísico de Stanford informa del primer registro de emisiones de rayos X del lado lejano de un agujero negro


EUROPA PRESS  Madrid Actualizado Jueves, 29 julio 2021 - 09:48

Al observar los rayos X arrojados al universo por el agujero negro supermasivo en el centro de una galaxia a 800 millones de años luz de distancia, Dan Wilkins notó un patrón intrigante. Observó una serie de destellos brillantes de rayos X, emocionantes, pero no sin precedentes, y luego, los telescopios registraron algo inesperado: destellos adicionales de rayos X que eran más pequeños, posteriores y de diferentes "colores" que los destellos brillantes. [...] "Cualquier luz que entra en ese agujero negro no sale, por lo que no deberíamos poder ver nada que esté detrás del agujero negro", dijo Wilkins, científico investigador del Instituto Kavli de Astrofísica y Cosmología de Partículas en Stanford y el SLAC National Accelerator Laboratory. Sin embargo, es otra característica extraña del agujero negro la que hace posible esta observación. "La razón por la que podemos ver eso es porque ese agujero negro está deformando el espacio, doblando la luz y retorciendo los campos magnéticos alrededor de sí mismo", explicó Wilkins en un comunicado. Clic AQUÍ para seguir leyendo y ver la imagen.

viernes, 23 de julio de 2021

Primera detección inequívoca de un disco formador de lunas alrededor de un exoplaneta

Primera detección inequívoca de un disco formador de lunas alrededor de un exoplaneta

22 de Julio de 2021, Madrid

Utilizando el Atacama Large Millimetre/submillimeter Array (ALMA), del que el Observatorio Europeo Austral (ESO) es socio, la comunidad astronómica ha detectado inequívocamente, y por primera vez, la presencia de un disco alrededor de un planeta fuera de nuestro Sistema Solar. Las observaciones arrojarán nueva luz sobre cómo se forman las lunas y los planetas en los sistemas estelares jóvenes.
"Nuestro trabajo presenta una clara detección de un disco en el que podrían estar formándose satélites", afirma Myriam Benisty, investigadora de la Universidad de Grenoble (Francia) y de la Universidad de Chile, quien ha liderado esta nueva investigación publicada hoy en The Astrophysical Journal Letters."Nuestras observaciones con ALMA se obtuvieron a una resolución tan exquisita que pudimos identificar claramente que el disco está asociado con el planeta y pudimos restringir su tamaño por primera vez", añade.
El disco en cuestión, llamado disco circumplanetario, rodea al exoplaneta PDS 70c, uno de los dos planetas gigantes similares a Júpiter que orbitan a una estrella que se encuentra a casi 400 años luz de distancia. La comunidad astronómica ya había detectado antes indicios de la presencia de un disco "formador de lunas" alrededor de este exoplaneta, pero, como no podían distinguir claramente el disco de su entorno circundante, no han podido confirmar su detección hasta ahora.
Además, con la ayuda de ALMA, Benisty y su equipo descubrieron que el disco tiene aproximadamente el mismo diámetro que la distancia que hay entre nuestro Sol y la Tierra, y suficiente masa como para formar hasta tres satélites del tamaño de la Luna.
Pero los resultados no solo son clave para descubrir cómo surgen las lunas. "Estas nuevas observaciones también son extremadamente importantes para probar teorías sobre formación de planetas que no se han podido corroborar hasta ahora", afirma Jaehan Bae, investigador del Laboratorio de la Tierra y los Planetas de la Institución Carnegie para la Ciencia (EE.UU.) y uno de los autores del estudio.
Los planetas se forman en discos polvorientos alrededor de estrellas jóvenes, horadando huecos a medida que engullen el material de este disco circunestelar que les permite crecer. En este proceso, un planeta puede adquirir su propio disco circumplanetario, que contribuye al crecimiento del planeta regulando la cantidad de material que cae sobre él. Al mismo tiempo, el gas y el polvo del disco circumplanetario pueden unirse en cuerpos cada vez más grandes a través de múltiples colisiones, lo que finalmente conduce al nacimiento de lunas.
Pero la comunidad astronómica aún no entienden por completo los detalles de estos procesos. "En resumen, todavía no está claro cuándo, dónde y cómo se forman los planetas y las lunas", explica Stefano Facchini, investigador Fellow de ESO, también involucrado en la investigación.
"Hasta ahora se han encontrado más de 4000 exoplanetas, pero todos han sido detectados en sistemas maduros. PDS 70b y PDS 70c, que forman un sistema que recuerda al par Júpiter-Saturno, son los dos únicos exoplanetas detectados hasta ahora que aún están en proceso de formación", explica Miriam Keppler, investigadora del Instituto Max Planck de Astronomía (Alemania) y una de las coautoras del estudio.[1]
"Por lo tanto, este sistema nos ofrece una oportunidad única para observar y estudiar los procesos de formación de planetas y satélites", añade Facchini.
PDS 70b y PDS 70c, los dos planetas que componen el sistema, fueron descubiertos por primera vez utilizando el Very Large Telescope (VLT) de ESO en 2018 y 2019 respectivamente, y dada su naturaleza única se han observado con otros telescopios e instrumentos muchas veces desde entonces [2].
Ahora, las últimas observaciones de alta resolución de ALMA, han permitido a la comunidad astronómica obtener más información sobre el sistema. Además de confirmar la detección del disco circumplanetario alrededor de PDS 70c y estudiar su tamaño y masa, descubrieron que PDS 70b no muestra evidencia clara de tener este tipo de disco, lo que indica que PDS 70c consumió toda la materia polvorienta que se encontraba en su lugar de nacimiento.
El Telescopio Extremadamente Grande (ELT) de ESO, actualmente en construcción en Cerro Armazones, en el desierto chileno de Atacama proporcionará un conocimiento más profundo sobre este sistema planetario: "El ELT será clave para esta investigación ya que, con su resolución, mucho más alta, podremos mapear el sistema con gran detalle", declara el coautor Richard Teague, investigador del Centro de Astrofísica | Harvard & Smithsonian (EE.UU.) En particular, mediante el uso del instrumento METIS(Mid-infrared ELT Imager and Spectrograph, instrumento para espectrografía e imagen en el infrarrojo medio del ELT), el equipo podrá observar los movimientos del gas que rodea a PDS 70c con el fin de obtener una imagen 3D completa del sistema.

Notas

[1] A pesar de la similitud con el par Júpiter-Saturno, hay que tener en cuenta que el disco alrededor de PDS 70c es aproximadamente 500 veces más grande que los anillos de Saturno.

[2] PDS 70b fue descubierto usando el instrumento SPHERE (Spectro-Polarimetric High-contrast Exoplanet Research, búsqueda de exoplanetas con espectropolarimetría de alto contraste), mientras que PDS 70c fue detectado usando el instrumento MUSE (Multi Unit Spectroscopic Explorer, explorador espectroscópico multi unidad) del VLT. El sistema de dos planetas también ha sido estudiado usando el instrumento X-shooter, también instalado en el VLT de ESO.

Información adicional

Este trabajo de investigación se ha presentado en el artículo científico “A Circumplanetary Disk Around PDS 70c” que aparece en la revista The Astrophysical Journal Letters.

El equipo está formado por Myriam Benisty (Unidad Mixta Internacional Franco-Chilena de Astronomía, CNRS, Departamento de Astronomía, Universidad de Chile, Santiago de Chile, Chile y Universdad Grenoble Alpes, CNRS, Grenoble, Francia [UGA]); Jaehan Bae (Laboratorio de la Tierra y los Planetas, Institución Carnegie para la Ciencia, Washington DC, EE.UU.); Stefano Facchini (Observatorio Europeo Austral, Garching, cerca de Múnich, Alemania); Miriam Keppler (Instituto Max Planck de Astronomía, Heidelberg, Alemania [MPIA]); Richard Teague (Centro de Astrofísica | Harvard & Smithsonian, Cambridge, MA, EE.UU. [CfA]); Andrea Isella (Departamento de Física y Astronomía, Universidad Rice, Houston, TX, EE.UU.); Nicolas T. Kurtovic (MPIA); Laura M. Perez (Departamento de Astronomía, Universidad de Chile, Santiago de Chile, Chile [UCHILE]); Anibal Sierra (UCHILE); Sean M. Andrews (CfA); John Carpenter (Observatorio Conjunto Joint ALMA, Santiago de Chile, Chile); Ian Czekala (Departamento de Astronomía y Astrofísica, Universidad Estatal de Pensilvania, PA, EE.UU., Centro de Exoplanetas y Mundos Habitables, Laboratorio Davey, Universidad Estatal de Pensilvania, PA, EE.UU., Centro de Astroestadística, Laboratorio Davey, Universidad Estatal de Pensilvania, PA, EE.UU., e Instituto de Ciencias Computacionales y de Datos, Universidad Estatal de Pensilvania, PA, EE.UU.); Carsten Dominik (Instituto Anton Pannekoek de Astronomía, Universidad de Ámsterdam, Países Bajos); Thomas Henning (MPIA); Francois Menard (UGA); Paola Pinilla (MPIA y Laboratorio Mullard de Ciencias Espaciales, University College de Londres, Holmbury St Mary, Dorking, Reino Unido); y Alice Zurlo (Núcleo de Astronomía, Facultad de Ingeniería y Ciencias, Universidad Diego Portales, Santiago de Chile, Chile and Escuela de Ingeniería Industrial, Facultad de Ingeniería y Ciencias, Universidad Diego Portales, Santiago de Chile, Chile).

ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico basado en tierra más productivo del mundo. Cuenta con dieciséis países miembros: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza, junto con Chile, país anfitrión, y Australia como aliado estratégico. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de potentes instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desempeña un importante papel promoviendo y organizando la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope junto con su interferómetro VLTI (Very Large Telescope Interferometer), el más avanzado del mundo, así como dos telescopios de rastreo: VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía), que trabaja en el infrarrojo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT), que rastrea en luz visible. También en Paranal, ESO albergará y operará el CTA Sur (Cherenkov Telescope Array South), el observatorio de rayos gamma más grande y sensible del mundo. ESO también es socio principal de dos instalaciones en Chajnantor, APEX y ALMA, actualmente el mayor proyecto astronómico en funcionamiento del mundo. Finalmente, en Cerro Armazones, cerca de Paranal, ESO está construyendo el ELT (Extremely Large Telescope), de 39 metros, que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.

El conjunto ALMA, (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) es una instalación astronómica internacional fruto de la colaboración entre ESO, la Fundación Nacional para la Ciencia de EE.UU. (NSF, National Science Foundation) y los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales de Japón (NINS, National Institutes of Natural Sciences) en cooperación con la República de Chile. ALMA está financiado por ESO en nombre de sus países miembros; por la NSF en cooperación con el Consejo Nacional de Investigación de Canadá (NRC, National Research Council) y el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MOST, Ministry of Science and Technology), y por el NINS en cooperación con la Academia Sínica (AS) de Taiwán y el Instituto de Astronomía y Ciencias Espaciales de Corea (KASI, Korea Astronomy and Space Science Institute). La construcción y operaciones de ALMA están lideradas por ESO en nombre de sus países miembros; por el Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO, National Radio Astronomy Observatory), gestionado por Associated Universities, Inc. (AUI), en representación de América del Norte; y por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ, National Astronomical Observatory of Japan) en representación de Asia Oriental. El Observatorio Conjunto ALMA (JAO, Joint ALMA Observatory) proporciona al proyecto la unificación tanto del liderazgo como de la gestión de la construcción, puesta a punto y operaciones de ALMA.

Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

El nodo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

Enlaces

Contactos

José Miguel Mas Hesse
Centro de Astrobiología (INTA-CSIC)
Madrid, España
Tlf.: (+34) 918131196
Correo electrónico: mm@cab.inta-csic.es

Myriam Benisty
Universidad de Chile and Université Grenoble Alpes
Santiago de Chile, Chile

Jaehan Bae
Earth and Planets Laboratory, Carnegie Institution for Science
Washington DC, USA
Correo electrónico: jbae@carnegiescience.edu

Stefano Facchini
European Southern Observatory
Garching bei München, Germany
Correo electrónico: stefano.facchini@eso.org

Miriam Keppler
Max Planck Institute for Astronomy
Heidelberg, Germany
Correo electrónico: keppler@mpia.de

Richard Teague
Center for Astrophysics | Harvard & Smithsonian
Cambridge, MA, USA
Correo electrónico: richard.d.teague@cfa.harvard.edu

Bárbara Ferreira
ESO Media Manager
Garching bei München, Germany
Móvil: +49 151 241 664 00
Correo electrónico: press@eso.org

Connect with ESO on social media