viernes, 2 de diciembre de 2022

Detectan la galaxia más grande nunca vista, y su tamaño es inimaginable

Detectan la galaxia más grande nunca vista, y su tamaño es inimaginable

La galaxia, llamada Alcioneo, tiene 16,3 millones de años luz de diámetro, unas 80 veces más que la Vía Láctea.


Sergio Parra  02 de diciembre de 2022, 11:57

Un grupo de investigadores dirigido por el astrónomo Martijn Oei, del Observatorio de Leiden en los Países Bajos, describió recientemente una galaxia extremadamente grande. Situada a unos 3.000 millones de años luz de distancia, Alcioneo es una radiogalaxia gigante que alcanza los 5 megaparsecs en el espacio, es decir, que tiene 16,3 millones de años luz de diámetro. Un tamaño descomunal si se compara con nuestra galaxia, la Vía Láctea, que tiene unos 200.000 años luz de diámetro. [...] Un tamaño tan colosal que los astrónomos decidieron bautizarla con el nombre de un gigante de la mitología griega, hijo de Tártaro (el abismo) y Gea (la tierra).
Actualmente, se conocen alrededor de mil radiogalaxias gigantes. Sin embargo, los principales mecanismos que impulsan su crecimiento excepcional de estas galaxias continúan siendo poco conocidos.

Clic AQUÍ para seguir leyendo y ver la imagen.

La detección más lejana de un agujero negro engullendo a una estrella

La detección más lejana de un agujero negro engullendo a una estrella

30 de Noviembre de 2022

A principios de este año, el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral (VLT de ESO) fue alertado después de que un telescopio de rastreo detectara una fuente inusual de luz visible. El VLT, junto con otros telescopios, fue rápidamente redirigido hacia la fuente: un agujero negro supermasivo de una galaxia distante que había devorado una estrella, expulsando las sobras en forma de chorro. El VLT determinó que era el ejemplo más lejano de tal evento jamás observado. Debido a que el chorro apunta casi hacia nosotros, también es la primera vez que se descubre en luz visible, proporcionando una nueva forma de detectar estos eventos extremos.

Las estrellas que se encuentran demasiado cerca de un agujero negro son destrozadas por las increíbles fuerzas de marea del agujero negro en lo que se conoce como un evento de disrupción de (TDE, Tidal Disruption Event). Aproximadamente el 1% de estos eventos hacen que los chorros de plasma y radiación sean expulsados por los polos del agujero negro giratorio. En 1971, el pionero de los agujeros negros, John Wheeler [1], introdujo el concepto de TDE con chorro como "un tubo de pasta de dientes que se aprieta con fuerza desde la zona media" haciendo que el sistema "expulse materia por ambos extremos".

"Solo hemos visto un puñado de estos TDE con chorro y siguen siendo eventos muy exóticos y poco conocidos", afirma Nial Tanvir, de la Universidad de Leicester en el Reino Unido, quien dirigió las observaciones con el VLT para determinar la distancia del objeto. Por lo tanto, la comunidad astronómica busca constantemente estos eventos extremos para comprender cómo se crean realmente los chorros y por qué una fracción tan pequeña de TDE los produce.

Como parte de esta búsqueda, muchos telescopios, incluido el Zwicky Transient Facility (ZTF), en los Estados Unidos, estudian de manera continua el cielo en busca de signos de eventos de corta duración, a menudo extremos, que luego podrían ser estudiados con mayor profundidad de detalle por telescopios como el VLT de ESO, en Chile. "Desarrollamos una pipeline (un código de canalización de datos) de código abierto para almacenar y extraer información importante del sondeo de ZTF y para que, a su vez, nos alertara en tiempo real ante de presencia de eventos atípicos", explica Igor Andreoni, astrónomo de la Universidad de Maryland en los Estados Unidos que codirigió el artículo publicado hoy en Nature junto con Michael Coughlin, de la Universidad de Minnesota.

En febrero de este año, el ZTF detectó una nueva fuente de luz visible. El evento, llamado AT2022cmc, fue una reminiscencia de un estallido de rayos gamma, la fuente de luz más potente del Universo. La perspectiva de presenciar este raro fenómeno llevó al equipo a activar varios telescopios de todo el mundo para observar la misteriosa fuente con más detalle. Esto incluyó el VLT de ESO, que rápidamente observó este nuevo evento con el instrumento X-shooter. Los datos del VLT colocaron la fuente a una distancia sin precedentes para estos eventos: la luz producida por AT2022cmc comenzó su viaje cuando el universo tenía aproximadamente un tercio de su edad actual.

Un total de 21 telescopios de todo el mundo recopiló una amplia variedad de rangos de luz, desde rayos gamma de alta energía hasta ondas de radio. El equipo comparó estos datos con diferentes tipos de eventos conocidos, desde estrellas colapsadas hasta kilonovas. Pero el único escenario que coincidía con los datos era un raro TDE con chorro apuntando hacia nosotros. Giorgos Leloudas, astrónomo de DTU Space, en Dinamarca, y coautor de este estudio, explica que "el hecho de que el chorro relativista apunte hacia nosotros, hace que el evento sea mucho más brillante de lo que parecería de otra manera, y también lo hace visible en un espectro más amplio del espectro electromagnético.".

Las medidas sobre la distancia tomadas por el VLT revelaron que AT2022cmc es el TDE más distante que se haya descubierto, pero este no es el único aspecto récord de este objeto. "Hasta ahora, el pequeño número de TDE con chorro que se conocen se había detectado, inicialmente, utilizando telescopios de rayos gamma y rayos X de alta energía, pero este fue el primer descubrimiento de un evento de este tipo durante un estudio óptico", declara Daniel Perley, astrónomo de la Universidad John Moores de Liverpool, en el Reino Unido, y coautor del estudio. Esto demuestra una nueva forma de detectar TDEs con chorro, permitiendo un estudio más profundo de estos eventos raros y de los ambientes extremos que rodean a los agujeros negros.

Notas

[1] A John Archibald Wheeler también se le atribuye a menudo la acuñación del término "agujero negro" en un discurso dirigido a la NASA en 1967.

Información adicional

Este trabajo de investigación se ha presentado en el artículo científico titulado “A very luminous jet from the disruption of a star by a massive black hole”, que aparece in la revista Nature (doi: 10.1038/s41586-022-05465-8).

El equipo está formado por Igor Andreoni (Instituto Conjunto de Ciencias Espaciales, Universidad de Maryland, EE.UU. [JSI/UMD]; Departamento de Astronomía, Universidad de Maryland, EE.UU. [UMD]; División de Ciencias Astrofísicas, Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA [NASA/GSFC], USA); Michael W. Coughlin (Escuela de Física y Astronomía, Universidad de Minnesota, EE.UU.); Daniel A. Perley (Instituto de Investigación en Astrofísica, Universidad John Moores de Liverpool, Reino Unido); Yuhan Yao (División de Física, Matemáticas y Astronomía, Instituto de Tecnología de California, EE.UU. [Caltech]); Wenbin Lu (Departamento de Ciencias Astrofísicas, Universidad de Princeton, EE.UU.); S. Bradley Cenko (JSI/UMD; NASA/GSFC); Harsh Kumar (Instituto Indio de Tecnología de Bombay, India [IIT/Bombay]); Shreya Anand (Caltech); Anna Y. Q. Ho (Departamento de Astronomía, Universidad de California, Berkeley, EE.UU. [UCB]; Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, EE.UU. [LBNL]; Instituto Miller de Investigación Básica en Ciencias, EE.UU.); Mansi M. Kasliwal (Caltech); Antonio de Ugarte Postigo (Universidad de la Costa Azul, Observatorio de la Costa Azul, Francia); Ana Sagués-Carracedo (Centro Oskar Klein, Universidad de Estocolmo, Suecia [OKC]); Steve Schulze (OKC); D. Alexander Kann (Instituto de Astrofísica de Andalucía, Glorieta de la Astronomía, España [IAA-CSIC]); S. R. Kulkarni (Caltech); Jesper Sollerman (OKC); Nial Tanvir (Departamento de Física y Astronomía, Universidad de Leicester, Reino Unido); Armin Rest (Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial, Baltimore, EE.UU. [STScI]; Departamento de Física y Astronomía, Universidad Johns Hopkins, EE.UU.); Luca Izzo (DARK, Instituto Niels Bohr, Universidad de Copenhague, Dinamarca); Jean J. Somalwar (Caltech); David L. Kaplan (Centro de Gravitación, Cosmología y Astrofísica, Departamento de Física, Universidad de Wisconsin–Milwaukee, EE.UU.); Tomás Ahumada (UMD); G. C. Anupama (Instituto Indio de Astrofísica, Bangalore, India [IIA]); Katie Auchettl (Escuela de Física, Universidad de Melbourne, Australia; Centro ARC de Excelencia de Astrofísica de Todo el Cielo en 3 Dimensiones; Departamento de Astronomía y Astrofísica, Universidad de California, Santa Cruz, EE.UU.); Sudhanshu Barway (IIA); Eric C. Bellm (Instituto DIRAC, Universidad de Washington, EE.UU.); Varun Bhalerao (IIT/Bombay); Joshua S. Bloom (LBNL; UCB); Michael Bremer (Instituto de Radioastronomía Milimétrica, Francia [IRAM]); Mattia Bulla (OKC); Eric Burns (Departamento de Física & Astronomía, Universidad del Estado de Luisiana, EE.UU.); Sergio Campana (INAF-Observatorio Astronómico de Brera, Italia); Poonam Chandra (Centro Nacional de Astrofísica de Radio, Instituto Tata de Investigación Fundamental, Universidad de Pune, India); Panos Charalampopoulos (DTU Space, Instituto Nacional del Espacio, Universidad Técnica de Dinamarca, Dinamarca [DTU]); Jeff Cooke (Centro de Excelencia del Consejo de Investigación de Australia para el Descubrimiento de Ondas Gravitacionales, Universidad de Tecnología de Swinburne, Hawthorn, Australia [OzGrav]; Centro de Astrofísica y Supercomputación, Universidad de Tecnología de Swinburne, Australia [CAS]); Valerio D’Elia (Centro de Datos de Ciencias Espaciales - Agencia Espacial Italiana, Italia); Kaustav Kashyap Das (Caltech); Dougal Dobie (OzGrav; CAS); José Feliciano Agüí Fernández (IAA-CSIC); James Freeburn (OzGrav; CAS); Cristoffer Fremling (Caltech); Suvi Gezari (STScI); Matthew Graham (Caltech); Erica Hammerstein (UMD); Viraj R. Karambelkar (Caltech); Charles D. Kilpatrick (Centro para la Exploración Interdisciplinar y la Investigación en Astrofísica, Universidad Northwestern, EE.UU.); Erik C. Kool (OKC); Melanie Krips (IRAM); Russ R. Laher (IPAC, Instituto de Tecnología de California, EE.UU. [IPAC]); Giorgos Leloudas (DTU); Andrew Levan (Departamento de Astrodísica, Universidad de Radboud, Países Bajos); Michael J. Lundquist (Observatorio W. M. Keck, EE.UU.); Ashish A. Mahabal (Caltech; Centro para Descubrimientos Basados en Datos, Instituto de Tecnología de California, EE.UU.); Michael S. Medford (UCB; LBNL); M. Coleman Miller (JSI/UMD; UMD); Anais Möller (OzGrav; CAS); Kunal Mooley (Caltech); A. J. Nayana (Instituto Indio de Astrofísica, India); Guy Nir (UCB); Peter T. H. Pang (Nikhef, Países Bajos; Instituto de Física Gravitacional y Subatómica, Universidad de Utrecht, Países Bajos); Emmy Paraskeva (IAASARS, Observatorio Nacional de Atenas, Grecia; Departamento de Astrofísica, Astronomía & Mecánica, Universidad de Atenas, Grecia; Telescopio Óptico Nórdico, España; Departamento de Física y Astronomía, Universidad de Aarhus, Dinamarca); Richard A. Perley (Observatorio Nacional de Radioastronomía, EE.UU.); Glen Petitpas (Centro de Astrofísica | Harvard & Smithsonian, Cambridge, EE.UU.); Miika Pursiainen (DTU); Vikram Ravi (Caltech); Ryan Ridden-Harper (Escuela de Ciencias Físicas y Químicas — Te Kura Matu, Universidad de Canterbury, Nueva Zelanda); Reed Riddle (Observatorios Ópticos de Caltech, Instituto de Tecnología de California, EE.UU.); Mickael Rigault (Universidad de Lyon, Francia); Antonio C. Rodriguez (Caltech); Ben Rusholme (IPAC); Yashvi Sharma (Caltech); I. A. Smith (Instituto de Astronomía, Universidad de Hawái, EE.UU.); Robert D. Stein (Caltech); Christina Thöne (Instituto Astronómico de la Academia Checa de Ciencias, República Checa); Aaron Tohuvavohu (Departamento de Astronomía y Astrofísica, Universidad de Toronto, Canadá); Frank Valdes (Observatorio Nacional de Astronomía Óptica, EE.UU.); Jan van Roestel (Caltech); Susanna D. Vergani (GEPI, Observatorio de París, Universidad de Investigación PSL, Francia; Instituto de Astrofísica de París, Francia); Qinan Wang (STScI); Jielai Zhang (OzGrav; CAS).

El Observatorio Europeo Austral (ESO) pone a disposición de la comunidad científica mundial los medios necesarios para desvelar los secretos del Universo en beneficio de todos. Diseñamos, construimos y operamos observatorios de vanguardia basados en tierra -utilizados por la comunidad astronómica para abordar preguntas emocionantes y difundir la fascinación por la astronomía- y promovemos la colaboración internacional en astronomía. Establecida como organización intergubernamental en 1962, hoy ESO cuenta con el apoyo de 16 Estados Miembros (Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza), junto con Chile, país anfitrión, y con Australia como socio estratégico. La sede de ESO y su planetario y centro de visitantes, el ESO Supernova, se encuentran cerca de Múnich (Alemania), mientras que el desierto chileno de Atacama, un lugar maravilloso con condiciones únicas para observar el cielo, alberga nuestros telescopios. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope junto con su interferómetro VLTI (Very Large Telescope Interferometer), así como dos telescopios de rastreo: VISTA, que trabaja en el infrarrojo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT), que rastrea en luz visible. También en Paranal, ESO albergará y operará el Cherenkov Telescope Array South, el observatorio de rayos gamma más grande y sensible del mundo. En Chajnantor, junto con socios internacionales, ESO opera APEX y ALMA, dos instalaciones que observan los cielos en el rango milimétrico y submilimétrico. En Cerro Armazones, cerca de Paranal, estamos construyendo "el ojo más grande del mundo para mirar el cielo": el Telescopio Extremadamente Grande de ESO (ELT, Extremely Large Telescope). Desde nuestras oficinas en Santiago (Chile), apoyamos el desarrollo de nuestras operaciones en el país y nos comprometemos con los socios chilenos y con la sociedad chilena.

Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

El odo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

Enlaces

Contactos

José Miguel Mas Hesse
Centro de Astrobiología (INTA-CSIC)
Madrid, España
Tlf.: (+34) 918131196
Email: mm@cab.inta-csic.es

Igor Andreoni
Joint Space-Science Institute, University of Maryland, NASA Goddard Space Flight Center
Greenbelt, MD, USA
Tlf.: +1 (626) 487-7545
Email: andreoni@umd.edu

Daniel Perley
Astrophysics Research Institute, Liverpool John Moores University
Liverpool, UK
Tlf.: +44 (0)745 6339330
Email: d.a.perley@ljmu.ac.uk

Nial Tanvir
Department of Physics and Astronomy, University of Leicester
Leicester, UK
Email: nrt3@leicester.ac.uk

Giorgos Leloudas
DTU Space, National Space Institute, Technical University of Denmark
Lyngby, Denmark
Email: giorgos@space.dtu.dk

Juan Carlos Muñoz Mateos
ESO Media Officer
Garching bei München, Germany
Tlf.: +49 89 3200 6176
Email: press@eso.org

Connect with ESO on social media

viernes, 25 de noviembre de 2022

Crean un mapa interactivo del universo en el que explorar hasta 200.000 galaxias

Crean un mapa interactivo del universo en el que explorar hasta 200.000 galaxias

¿Quieres viajar por el cosmos? El mapa muestra los colores reales del universo y cada punto representa una galaxia.


Sarah Romero 21/11/2022

Si eres tan fan del universo como nosotros, te alegrará saber que un equipo de astrónomos de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.) ha creado, utilizando datos extraídos durante dos décadas por Sloan Digital Sky Survey, un nuevo mapa interactivo que nos permite desplazarnos por el universo. El mapa en cuestión muestra todo el universo conocido en todo su esplendor, mostrando unas 200.000 galaxias como pequeños puntos que se extienden hasta los límites observables del cosmos. [...]
El mapa interactivo está disponible online y también se puede descargar en nuestro dispositivo preferido de forma gratuita para consultarlo en el ordenador o en el móvil cómodamente. Probablemente hayas visto muchos mapas del universo anteriormente, pero ninguno tan impresionante como este. Cada punto del mapa representa una galaxia y dentro de ella se hallan miles de millones de estrellas y planetas. La Vía Láctea es uno de estos puntos en la parte inferior del mapa y la parte superior del mapa representa el borde del universo observable.

Clic AQUÍ para seguir leyendo, ver la imagen y el vídeo.

Más información: https://computerhoy.com/noticias/life/mapa-interactivo-200000-galaxias-todo-universo-observable-1157137

Confirmado: estas son las galaxias más antiguas jamás vistas y existieron hace un 'suspiro cósmico' después del Big Bang

Confirmado: estas son las galaxias más antiguas jamás vistas y existieron hace un 'suspiro cósmico' después del Big Bang

Estos cúmulos, observados como nunca por el telescopio espacial James Webb, tienen tan solo unos 400 millones de años menos que el origen del Universo


P. BIOSCA Madrid 17/11/2022Actualizado 18/11/2022 a las 10:16h.

Aquello de que 'lo prometido es deuda' está siendo cumplido con creces por el telescopio espacial James Webb, cuya tecnología presagiaba una vista del Universo como nunca habíamos imaginado. Si ya ha maravillado al mundo con las primeras imágenes de vistosas nebulosas, estrellas moribundas o exóticos planetas, ahora ha impactado a la comunidad científica con el hallazgo de las galaxias más antiguas jamás observadas. Tan antiguas que existieron hace tan solo 450 y 350 millones de años después del Big Bang, lo que en términos astronómicos es un 'suspiro cósmico'. El descubrimiento se hizo por astrónomos que 'rebuscaron' entre los primeros datos de las observaciones realizadas por el James Webb durante su estreno espacial. Entre las imágenes que muestran un Universo muy rico donde ahora se pueden distinguir perfectamente entre las galaxias recién nacidas y las maduras que tenemos alrededor, dos cúmulos llamaron la atención de los investigadores, que ahora presentan sus resultados de forma oficial en sendos estudios publicados en la revista 'The Astrophysical Journal Letters' (los enlaces aquí y aquí).

Clic AQUÍ para seguir leyendo y ver las imágenes.

viernes, 18 de noviembre de 2022

Los científicos, desconcertados ante el hallazgo de una 'serpiente' cruzando la superficie del Sol

Los científicos, desconcertados ante el hallazgo de una 'serpiente' cruzando la superficie del Sol

Lo que hace el fenómeno tan intrigante es que comenzó en una región solar activa que luego entró en erupción, expulsando miles de millones de toneladas de plasma al espacio


P. BIOSCA Madrid 14/11/2022Actualizado 15/11/2022 a las 07:24h.

Aunque aún le queda camino para llegar a su objetivo final, a menos de 0,3 unidades astronómicas del Sol (más cerca que Mercurio), la nave espacial europea Solar Orbiter ya ha hecho increíbles hallazgos. Desde una suerte de 'hogueras' sobre la superficie de nuestra estrella a un cañón de fuego, pasando por una 'cara sonriente' o un 'erizo', la sonda ha estado fotografiando y recopilando datos de nuestra más cercana -y paradójicamente gran desconocida- estrella durante todo su viaje. El último descubrimiento es una especie de 'serpiente' que repta sobre el Sol, atravesándolo con un movimiento de zigzag que ha vuelto a dejar a los científicos con más preguntas que respuestas.

Descubren una gigantesca estructura oculta detrás de la Vía Láctea

Descubren una gigantesca estructura oculta detrás de la Vía Láctea

El objeto se encuentra en la llamada 'zona vacía' una región desconocida que abarca entre el 10% y el 20% de todo el cielo nocturno


JOSÉ MANUEL NIEVES Madrid 14/11/2022 a las 10:49h.

Justo detrás de nuestra galaxia existe una amplia zona de espacio que no podemos observar debido a que la propia Vía Láctea nos lo impide. Los astrónomos la conocen como 'zona de evitamiento' o, más sencillamente, como 'zona vacía'. Se trata de una auténtica 'región fantasma', un punto oscuro en nuestro mapa del Universo. Y un punto grande, que abarca entre el 10% y el 20% de todo el cielo nocturno.
Esa vasta región queda fuera del alcance de la mayor parte de los telescopios porque el bulbo central de la Vía Láctea bloquea la visión. Sería como querer ver lo que hay al otro lado del edificio que tenemos justo enfrente. Por eso, hasta el momento los científicos han recabado poca o ninguna información acerca de esta misteriosa región del Universo, y no existe un mapa detallado que nos muestre lo que puede haber allí. Pero un equipo internacional de investigadores ha conseguido ahora 'echar un vistazo' a la zona vacía, y lo que ha encontrado en ella les ha dejado con la boca abierta: una gigantesca estructura formada por decenas de galaxias individuales.

viernes, 11 de noviembre de 2022

La NASA prueba con éxito un escudo térmico inflable

La NASA prueba con éxito un escudo térmico inflable


MADRID, 10 Nov. 2022 (EUROPA PRESS)

La NASA ha demostrado con éxito este 10 de noviembre en la Tierra un desacelerador aerodinámico inflable, tecnología que algún día podría ayudar a los humanos a aterrizar en Marte. [...] Tras la separación del satélite, la etapa Centauro y el LOFTID siguieron volando juntos hasta que empezaron a perder altura. Fue entonces cuando el desacelerador se infló y se separó para iniciar una reentrada balística.
Según las predicciones del equipo, LOFTID habría disminuido su velocidad a Mach 0,7, desde una velocidad máxima de Mach 29 en el momento de reingresar a la atmósfera. En el último tramo desprendió un módulo de datos así como un paracaídas hasta amerizar en el Pacífico, cerca de Hawai, donde el prototipo fue recuperado, informó la NASA. Este vehículo de reingreso de 6 metros de diámetro, se ha convertido el escudo térmico de cuerpo plano más grande que haya atravesado la entrada a la atmósfera. Cuando una nave espacial ingresa a la atmósfera, las fuerzas aerodinámicas, como la resistencia, actúan sobre ella, ralentizándola y convirtiendo su energía cinética en calor. El uso de la resistencia atmosférica suele ser el método más eficiente en masa para reducir la velocidad de una nave espacial.

Clic AQUÍ para seguir leyendo, ver la imagen y el vídeo.

Más información: https://interestingengineering.com/science/loftid-nasa-heat-shield-planetary-exploration