viernes, 19 de junio de 2020

La primera explosión rápida de radio detectada en la Vía Láctea

La primera explosión rápida de radio detectada en la Vía Láctea


Este brote cercano se originó en una estrella magnetizada. Ofrece una vista detallada de uno de los mayores enigmas astronómicos.


Alexandra Witze, 17 de junio de 2020

Durante una fracción de segundo, a finales de abril, una estrella hipermagnetizada de la Vía Láctea emitió súbitamente un gran brote de energía de radio. Los científicos dicen ahora que este raro y súbito destello podría explicar uno de los mayores enigmas de la astronomía: ¿de dónde sacan su potencia esos cientos de misteriosas explosiones rápidas de radio (FRB, por el acrónimo en inglés) que se han estado detectando mucho más lejos en el universo? La estrella, que lleva la denominación de SGR 1935+2154, es un magnetar: la densa y rotativa ascua de una supernova, envuelta en intensos campos magnéticos. Muchos astrónomos creen que las explosiones rápidas de radio, breves pero potentes destellos que brillan durante unos milisegundos nada más, se originan en magnetares, pero no han podido demostrar ese nexo. «No diría que deja zanjado que las explosiones rápidas de radio se crean en los magnetares», explica Emily Petroff, astrónoma de la Universidad de Ámsterdam, «pero es, de lejos, el indicio más prometedor que hayamos encontrado».[...] Hasta ahora, la explosión rápida de radio más cercana conocida fue una que ocurrió a unos 150 millones de pársec de distancia (490 millones de años-luz) de la Tierra. Este magnetar está en nuestra galaxia, a solo 10.000 pársec; está lo suficientemente cerca para que se pueda tener de él una gran vista mientras desborda de actividad. Clic AQUÍ para seguir leyendo y ver la imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.